Pura Lempuyang Temple

Pura Lempuyang Temple

El templo de Lempuyang, conocido localmente como Pura Lempuyang Luhur, es uno de los templos más antiguos y más respetados de Bali, a la par de Besakih (también conocido como el templo de la madre de Bali). También se cree que es anterior a la mayoría de los templos hindúes en la isla.

Definitivamente un punto culminante en cualquier itinerario de viaje para los más aptos y aventureros, el templo principal se encuentra a 1.175 metros sobre el nivel del mar, en la cima del Monte Lempuyang, en el este de Bali. Las alturas son accesibles a través de una empinada escalera de más de 1.700 escalones, con atracciones en el camino que incluyen varios otros templos y hordas de macacos de cola larga grises que habitan en los bosques montañosos de los alrededores.

El Templo de la Madre

Mientras que los excursionistas ávidos adorarán la mezcla de montañas y excursiones culturales que la región oriental de Bali tiene para ofrecer, aquellos que no estén dispuestos a ascender hasta el pico en el Templo de Lempuyang aún pueden disfrutar de las espléndidas vistas en el gran templo de Pura Penataran Agung al pie de la montaña.

El primero en aparecer en la peregrinación, este templo ofrece una vista impresionante con sus imponentes escaleras de dragón, perfecto para fotos. Las mejores vistas están más arriba en las escaleras, desde donde se puede ver todo el camino a través de las verdes laderas boscosas y el vecino Monte Agung, el pico más alto de Bali y la morada del Templo de Besakih. Hay muchos taxis y motocicletas operados por lugareños locales que pueden llevarlo hasta donde termina el asfalto en el Penataran Agung, por una tarifa negociable. Los macacos grises aquí no son tan curiosos y traviesos como sus parientes en Uluwatu, en la costa sur de la isla, y siempre es una regla de oro no tener ningún equipo suelto o alimentarlos.

El interior del Templo Pura Lempuyang

El templo en sí es más pequeño en comparación con el Penataran Agung, pero hay una sensación más mística sobre el entorno y la calma. Continúan las oraciones con refrescante agua bendita del sacerdote que alivia el cuerpo, la mente y el alma. Naturalmente, el templo no está muy concurrido, y está en la cima de la lista de lugares para ver y se esfuerza fuera de lo común en Bali.

Los lugareños creen firmemente que, además de mantener un comportamiento y un discurso respetuoso, no debes quejarte mientras subes; de lo contrario, nunca llegarás al templo principal en la cima.

Los peregrinos de voluntad fuerte disfrutan de espléndidos panoramas de la cordillera del este de Bali y la costa después de un paso empinado, rodeado de un entorno exuberante y aire fresco de la montaña. Los macacos grises aquí no son tan curiosos y traviesos como sus parientes en Uluwatu, en la costa sur de la isla, y siempre es una regla de oro no tener ningún equipo suelto o alimentarlos.

Después de una subida aproximada de dos horas, el templo de Lempuyang en la cima recibe a los peregrinos cansados con una vista de premio y un lugar tranquilo de respiro.