Bali en 2 días

Bali en 2 días.

Bali es considerada una joya del océano pacifico, la perla de Tailandia. Considerado como uno de los destinos turísticos más hermosos del mundo cuenta con un sinfín de planes para que no te pierdas de las mejores vacaciones que podrás tener en tu vida.

Esta pequeña isla situada en el centro de un inmenso archipiélago cuenta con un impresionante número de tesoros geográficos y culturales, lo que la convierte en un trocito de paraíso: un clima verdaderamente atractivo, una naturaleza excepcionalmente rica, un sinfín de maravillosos paisajes, una verdadera riqueza cultural que solo podrás conocer viajando a Bali.

Viajar a Bali en 2 días

La “capital artística” de Ubud es el lugar perfecto para pasar dos días en Bali. Un pintoresco pueblo lleno de diversas actividades culturales perfectas para entretener a toda la familia como ver espectáculos de danza cultural, participar en un taller de batik o de orfebrería, revitalizar tu mente y tu cuerpo en una clase de yoga. La calle principal de Ubud es Jalan Raya que atraviesa el centro del pueblo de este a oeste. Dos calles largas, Jalan Monkey Forest y Jalan Hanoman, se extienden hacia el sur de la calle principal. En esa intersección de la calle principal y Jalan Monkey Forest está el palacio Puri Saren Agung, que fue ocupado por Tjokorda Gede Agung Sukawati, el último rey de Ubud. Hoy lo ocupan sus descendientes, y su jardín se utiliza para danzas. También fue uno de los primeros hoteles de Ubud, en funcionamiento desde los años treinta.

A diferencia de los principales lugares turísticos de Bali, Ubud cuenta con un enfoque más artístico y ancestral, teniendo como premisa relajar mente, cuerpo y alma de los turistas con clases de yoga en jardines de ensueño y estando siempre en continuo contacto con la naturaleza. La zona de Ubud tiene inmensos bosques, ríos de agua templada y cristalina, temperaturas más frescas y menos tráfico.

En el pueblo y sus alrededores hay pequeños hoteles estilo boutique que ofrecen servicios de spa para relajar el cuerpo, puede darse masajes con hidroterapia, porque no puede visitar Bali e irse sin unos de los mejores masajes del mundo, también practicar senderismo por las montañas cercanas hasta llegar al volcán Gunung Batur, aunque no es el más grande de Bali, si es el más activo. Durante el día y la noche suceden pequeñas pero ruidosas erupciones que pueden observarse desde la carretera que rodea la caldera formada por el volcán, es un atractivo turístico muy importante en la zona, donde puede realizar prácticamente todos los deportes al aire libre que se le antojen: Trekking, escalada, senderismo, mountain bike, y luego deportes acuáticos en el lago como kayak, remo y vela.

Una vez de vuelta en el pueblo no se te olvide pasar por algunos teatros donde se representa la tradicional Danza Barong. En un lado del teatro se colocan los músicos con los instrumentos tradicionales, una melodía muy relajante que te llena de paz y tranquilidad llenando el ambiente y resonando en toda la isla, un momento que nunca olvidas. Es la Danza más popular y famosa de Bali desde el punto de vista turístico. Se trata de una sencilla batalla entre el bueno “el Barong”, y la bruja “el Rangda”. El Barong es una extraña criatura, mitad perro de lanas, mitad león, impulsada por dos hombres como si fuese una atracción de circo, es muy interesante y dura como hora, sinceramente merece la pena ver, al finalizar la obra puedes subir al escenario y hablar con los artistas. Por cierto a los niños les encanta, seguro que por la vestimenta de los artistas, la aparición de un mono, el dragón, y la bruja.

Viajar a Bali en 2 días te da la oportunidad de conocer los mejores hoteles de Ubud, puedes hospedarte en el Ubud Village Hotel ubicado a menos de 10 minutos del mercado y del palacio de Ubud, cuenta con dos piscinas hermosas, restaurant y si te quedaste con las ganas ¡Un maravilloso spa!

El sol del nuevo día baña nuevamente la isla y es hora de conocer uno de los lugares más reconocidos en la isla de Bali, el Ubud Monkey Forest con un denso bosque que se extiende por kilómetros, no solo tiene como atractivo los pequeños monos macacos que lo habitan, sino también una amplia variedad de árboles inmenso que se alzan entre la espesura con sus raíces gigantes y un templo. Los traviesos monos son todo un espectáculo, puedes darles de comer y jugar con ellos, solo debes estar al pendiente que no se lleven ninguna de tus cosas.

Terminando estos dos días no puedes dejar de visitar el templo Gunung Kawi, para volver de tu destino transformado en cuerpo y alma, el templo hindú transmite toda la paz y serenidad reflejadas el agua que corre entre las doce fuentes desde la entrada hasta el final del recorrido llegando a un gran estanque, Santuarios con tallas policromadas de madera con vistosos colores, que transmiten quietud y armonía. Un templo rocoso se alza cerca del río Pakerisan, hermosas vistas donde deleitarnos entre arrozales y palmeras nos conducen por un verde jardín donde podemos disfrutar de una excursión en el lomo de un elefante. Ubud nos deja claro que es un destino perfecto para disfrutar dos días en Bali, deleitándonos con arte, paz, hermosa arquitectura antigua, historia, establecimientos con la mejor calidad para usted y su viaje, personas amables y cálidas que siempre lo recibirán con una sonrisa en sus rostros ¡Además de amigables y graciosos monos para que sea una experiencia única e inolvidable!