Bali en 5 días

Bali en 5 días.

La mejor opción para viajar a Bali en 5 días es un resort, actividades programadas, tranquilidad, relajación, vistas increíbles y memorables momentos puede encontrar en los mejores hoteles de Bali, como pequeños oasis con jardines preciosos, piscinas con vistas infinitas y de decoraciones exquisitas con todas las comodidades donde puede alojarse una familia. El personal con una sonrisa siempre es una de las cosas características de la isla.

Viajar a Bali en 5 días

Como primera aventura puede disfrutar de las cataratas Nungnung, increíble paisaje y experiencia. Hay que andar un poco, bajar y subir unas escaleras que hacen suda pero luego sales recompensado realmente merece la pena, no olvidarse del bañador para vivir en primera persona la maravillosa agua de temperatura perfecta y la hidroterapia natural que te ofrece la fuerza de las cataratas, cerca hay lugares de comer para volver con el estómago lleno a la ciudad. Viajar a Bali en 5 días te deja con una amplia posibilidades de actividades para disfrutar, desde deportes extremos para los más osados o simplemente relajarse en la piscina y disfrutar de los spa más calificados de la isla.

Berawa Beach, playa tranquila y pacifica aunque carece de lugares comerciales, este precisamente es su principal atractivo, para evitar las multitudes y disfrutar solitariamente del sol y el sonido del mar. Canggu Beach a diferencia de las playas de Kuta, este lado de la costa posee una singular arena de color oscuro, ideal para hacerse un contraste con los diferentes paisajes de Bali, sin duda alguna la isla posee una gran diversidad en paisajes y actividades.

Un nuevo día comienza y es la hora de una escapada para una grandiosa excursión, disfrute del amanecer en la cima del Monte Batur con una caminata de un día en un pequeño grupo desde la ciudad donde se hospede. Caminata junto a guías balineses y luego disfrute de unas vistas impresionantes de la isla desde el borde de un volcán activo. Puede comer un desayuno sencillo mientras ve el sol aparecer en el horizonte sobre arena negra y colinas formadas de lava mientras exploras el cráter reconocido por la UNESCO también puede detenerse para ver la plantación de café balinés en el viaje de regreso a tu hotel.

Bali Safari and Marine Park es otra de los parques a visitar durante su estadía de cinco días en Bali podrá admirar animales de diferentes especies y autóctonas de la región, algunas podrá alimentarlas, es una buena actividad para disfrutar en familia, de paso también está el parque nacional de mariposas, es un lugar lindo si quieres ver insectos y mariposas en interactuar con ellos… es más apropiado para familias con niños pues pueden ver cómo hacen metamorfosis las mariposas y pueden ver y tocar los insectos, resulta un espectáculo gratificante; todas esas mariposas volando dan una gran sensación de paz y libertad. El lugar está muy bien cuidado y le explicarán muy amablemente las etapas y diferentes especies.

A seis kilómetros del parque puede descansar en Cafe Ups .n Downs la comida es estupenda y un servicio rápido, el precio de la comida también son muy asequibles para que puedas darte un gusto con los mejores platos el concepto de la cafetería también única, de regreso al hotel puede descansar en la piscina con vista infinita para bajar el ajetreo del día y recuperar energías para día siguiente.

Nusa Lembongan y The Secret Beach. Tiene playas preciosas, donde se puede aprovechar para surfear olas, ya que el mar es perfecto para eso, olas grandes y con fuerza. Un buen sitio para aprender con los mejores profesionales dispuestos a enseñar. El atractivo de esta playa sin duda alguna es la travesía para llegar; tienes que ir a la isla pequeña de Nusa, que tienes que cruzar por un puente-pasarela en el mar. Otra en la isla que destacar es la Dream Beach, más conocida y a su vez, más concurrida, pero más paradisíaca, una vez allí, puede alquilar “barcos de diversión” con los que contratas para pasar el día en él y te incluyen la comida; la excursión a la isla y actividades con toboganes. Muy recomendable los atardeceres en las plantaciones de algas, ya que son verdaderamente bonitos, y las vistas de la isla desde la pequeña colina que tiene. Para los submarinistas, es un buen sitio para ver mantarrayas, si optas por hacer esnorquél, asegúrate de llevar tu cámara acuática, porque los peces y corales de colores que puedes ver el sus aguas realmente extraordinarios.

Se termina el cuarto día y no puedes dejar de visitar Goa Gajah, La Cueva del Elefante, sin duda, uno de los templos más espectacular, está tallado en la roca de la montaña, con un precioso e intrincado diseño, de pequeño tamaño, con unos estanques donde mana el agua constantemente y nadan unos peces exóticos. Los amplios manantiales excavados en 1954 se utilizaban probablemente para baños sagrados. En este templo se encuentra Cueva del Elefante, con una enorme cara labrada en la parte exterior con estatuas shivitas y budistas. Para que la visita no se quede aquí, hay que caminar un poco más y visitar el santuario a la diosa Hariti, protectora de los niños, donde un monje, por una donación te bendice con agua de los manantiales sagrados cercanos. Un viaje que combina diversión, aventuras y encuentros religiosos haciendo grandiosas experiencias que solo podrías vivir en un viaje de cinco días en Bali.