s

Aduanas de Bali

La entrada o salida a cualquier país del mundo siempre implica un momento de máxima tensión. Porque aunque sepamos que cumplimos con la normativa vigente y vuestra conciencia se encuentre en paz, sabemos que aún así cualquier cosa puede ocurrir. Además, en Europa, hace algunos años ya nos hemos desacostumbrado a los controles fronterizos, especialmente a aquellos más rigurosos. Que en la mayoría de los países del mundo continúan siendo la regla y no la excepción, de manera que además de resultarnos un poco agresivo. Puede hasta parecernos un atentado contra nuestro espacio personal.

Quitarnos el cinturón y los zapatos, abrir nuestras maletas, responder a un cuestionario que parece infinito mientras un agente aduanero nos inspecciona con mala cara. Nosotros pensamos en nuestro interior “¡gracias Europa por la libre movilidad de personas!”. En fin, cuando salimos al mundo debemos adecuarnos a las reglas de juego que nos imponen y hay tantas reglas como países. De manera que quienes disfrutamos de viajar no tenemos más opción que soportar estas escenas como campeones y acostumbrarnos.

¿Qué debes tener en cuenta para atravesar con éxito las aduanas en Bali?

Ahora bien:

  • Pasaporte.- Por empezar, tienes que contar con un pasaporte en buenas condiciones y que cuente con una vigencia mínima de 6 meses. Además, es importante que tengas al menos una página en blanco (ten en cuenta que su visa ocupa toda una página).
  • Un billete de vuelta o de salida.- No es necesario que regreses a tu país, pero sí debes poder comprobar que desde allí te irás a algún otro sitio. En realidad, lo que quieren asegurarse es que no te quedarás allí.
  • Formulario de aduana.- Esto te lo entregarán en el avión y podrás ir completándolo para ganar tiempo una vez llegues al aeropuerto (excepto que, duermas hasta el último momento).

El visado para Bali

En cuanto a la visa, si tu estadía no supera los 30 días, no será necesaria. Sin embargo, si piensas quedarte durante un período superior a un mes, deberás solicitar un visado con antelación y, una vez allí, tendrás la posibilidad de extenderlo incluso por 30 días más.

Pero ten en cuenta que si entras al país sin visado y quieres solicitarlo allí, no podrás hacerlo, así que planifica bien tu viaje, para no tener problemas legales. El visado se puede solicitar en el mismo aeropuerto, debes abonar una tasa, pero no conlleva demasiada complejidad.

¡Atención! Gracias a Viajaré a Bali puedes conseguir un descuento del 20% en tu seguro médico de viaje imprescindible.

Restricciones y prohibiciones en la aduana en Bali

Si bien Bali recibe al año decenas de millones de turistas, lo cierto es que aún tienen algunas deudas pendientes con infraestructura. Si ya has reservado tu vuelo a la isla habrás notado, tal vez, que no hay opciones en cuanto a aeropuertos. Esto es así, la isla solo cuenta con el aeropuerto internacional Ngurah Rai, que tampoco se localiza en la capital, Denpasar, como suele ser en la mayoría de los países del mundo. Sino que se encuentra en Tuban (Kuta), ten esto en cuenta por si tienes un vuelo temprano y quieres buscar hoteles cerca del aeropuerto. Para que no acabes durmiendo en el otro extremo de la isla.

Otros datos que pueden resultar de utilidad acerca del aeropuerto:

  • Cuentas con WiFi gratuito, así que podrás comunicarte con tus familiares y amigos y contarles que has llegado bien, recuerda que el viaje es largo y, sumándole la diferencia horaria, estarán ansiosos por tener noticias.
  • La planta baja es la correspondiente a los arribos, mientras que las salidas son desde el tercer piso.
  • Hay una zona de aparcamiento y la tarifa va por horas y por tipo de vehículos, es decir, los coches tienen un precio y las motocicletas otro.
  • Hay una consigna de equipaje, que puede resultarte de mucha utilidad si solo estás de paso y quieres aprovechar para pasear sin peso extra o, si decides dejar objetos de valor que no vayas a utilizar, como una laptop.

En cuanto a las restricciones y prohibiciones en la aduana de Bali, te las cuento a continuación, aunque no hay demasiadas complicaciones.

vuelos a bali

Productos permitidos a la entrada por la aduana de Bali

Cuando se trata de productos ilegales, y aunque todos sabemos a qué nos referimos lo dejaré bien explícito, al tratarse de drogas, no hay margen. Si las autoridades indonesias te pillan con drogas, así sea marihuana e intentes explicar que en tu país de origen (si correspondiera) es legal. Tendrías serios (y muy serios) problemas, este país tiene grandes problemas en cuando al uso de drogas y por ello son muy rígidos. Además las penas pueden ir desde varios años en prisión hasta la pena de muerte. No es broma.

Ahora bien, sí que puedes consumir alcohol y cigarrillos, y a montones, forman parte de los productos permitidos a la entrada por la aduana de Bali. Sin embargo también cuentan con restricciones. Lo que quiere decir que únicamente podrás ingresar:

  • 1 litro de alcohol por persona.
  • 200 cigarrillos, 100 g de tabaco o 50 puros.

Presta atención a las cantidades y no intentes pasarte de listo, es habitual que revisen las maletas intentando ganarse algunas rupias extra. Y si por algún motivo llegas a encontrarte en aprietos, puedes intentar con darle algunas rupias al encargado de turno.

No olvides tu Adaptador Universal para viajar a Bali

Tarifas extra en la aduana de Bali

Independientemente de los productos permitidos o no permitidos, no deberías tener que pagar tarifas extras en la aduana de Bali. En principio, los impuestos se incluyen en el precio del aéreo y por lo tanto a tu llegada, solo deberías presentar la documentación correspondiente. Excepto que tengas que abonar los montos correspondientes al visado.

Sin embargo, presta mucha atención porque, aunque los balineses (y los indonesios en general) son personas muy hospitalarias. Siempre intentarán sacar algún rédito de cada una de sus acciones, entonces, lo primero hazte de efectivo. Aunque los aeropuertos no se caracterizan por tener las mejores tarifas, si no pierdes allí perderás luego cuando intentes coger algún medio de transporte. Lo segundo, ten en claro qué tipo de transporte quieres utilizar y a dónde quieres ir, puesto que a la salida. Porque los taxistas caerán sobre ti en manada preguntándote si necesitas transporte y aquí el que duda pierde. Lo tercero, regatea la tarifa, no te quedes con lo primero que te digan porque siempre es un precio inflado y muy superior al que estarían dispuestos a recibir. Y esto aplica en casi todos los casos.

Por lo demás, disfruta Bali, que es un destino maravilloso.