Bali en 15 días

Bali en 15 días.

Si bien pasar una semana en la encantadora Isla de Bali sería una experiencia única para compartir y recordar, ¡imagínate viajar a Bali en 15 días. Esta perla del continente asiático te abre las puertas para que experimentes las mejores aventuras y las vacaciones que te mereces. Sin duda alguna la diversidad que ofrece la isla no te permitirá estar ni un segundo aburrido, aunque los hoteles son los más perfectos para hospedarte no querrás quedarte tumbado en la cama sin disfrutar los mejores momentos que te regalará este paradisiaco sitio.

Viajar a Bali en 15 días.

La oferta de hoteles en Bali puede satisfacer a el viajero más exigente y podrás encontrar donde dormir en cualquiera de sus ciudades sin problemas. Puedes encontrar hoteles típicos con el estilo balinés, hostales a muy buen precios, grandes villas y resorts para los mejores bolsillos. Los hoteles son bastante peculiares, normalmente ubicados dentro del entorno natural y muy bonitos, gozan de hermosas piscinas, algunos con acceso a playas privadas donde disfrutaras del mar, la mayoría cuenta con spa que te dejaran en total relajación.

Para los siguientes días puede coordinar clases de yoga en The Yoga Barn el mejor sitio en el mundo. Un remanso de tranquilidad, buenos alimentos (todo es vegetariano) con clases de yoga a cada hora, buen ambiente, rodeados de jardines inmenso donde se respira aire puro, gente de todo el mundo y muchas mujeres viajando solas a Bali buscando la paz. Seguro que aquí la encuentran. Y si paz interior es lo que buscan no se puede olvidar de visitar a Ketut Liyer, es un experto en terapeuta alternativo en Bali, exactamente está localizado en Ubud que es famoso dentro y fuera del país, no sólo la población local en Bali y de Indonesia en general, sino de Internacional, se hizo mayormente conocido luego de que tuviese parte en el best seller: Comer, Rezar, Amar. Le ayudara a conectarse con su yo interno y a entrar en un perfecto estado de meditación.

Para los viajeros más osados tienen la opción del rafting en Bali, lo puedes hacer en los ríos Ayung y el Telaga waja, aguas bravas y excitantes corrientes te llevaran por un emocionante viaje río abajo, también tiene pozos donde bañarse una vez terminado el recorrido.

Pura Penataran Sasih o el Templo del Tambor del Reloj de Arena se encuentra muy cerca de Ubud, se trata de un pequeño templo dedicado a la luna. Al entrar hay pequeños estanques en forma de estrella, famoso por su tambor del reloj de arena de más de 2 metros, se trata de una pieza ancestral de bronce. El templo se puede visitar en unos 20 minutos, rincón muy bello como en toda Bali verás exuberante vegetación, flores, todo muy hermoso.

Pasado unos días en las hermosas playas de la isla puede tomar un día para visitar los arrozales de Bali. Los lagos de montaña, el clima templado y las ricas tierras volcánicas de Bali son idóneos para el cultivo del arroz. Aunque parte de la tierra de cultivo se destina a otros usos, los arrozales permanecen como fértil dominante del paisaje rural, pero todo esto no sería posible sin la bendición de la diosa del arroz, a la que es obligado hacer ofrendas desde el momento de la plantación hasta la recogida. Como todo y por la gran espiritualidad de la zona, en Bali, necesita la protección espiritual y la acción de gracias por una tierra tan fecunda y generosa.

Otro sitio para visitar antes de dejar la idílica isla es Lovina que está situado en el norte de la Isla de Bali. Es un sitio maravilloso para bucear, o ver los delfines. La gente es muy cariñosa, a las orillas del mar se pueden ver estas pequeñas casitas de pescadores, donde cada habitante les llevará con mucho gusto y por poco dinero, a ver los delfines, por la tarde, el agua del mar se funde con el cielo. Estar allí sentado en la playa de arena negra y ver las maravillosas puesta del sol, les hará soñar, y nos llevará en un otro mundo.

No te puedes ir sin salir de noche por la isla, así sea a una mágica cena a la luz de la luna y a la orilla de la playa, a paseos por las plazas de la ciudad o simplemente a disfrutar de la vida nocturna que te ofrece la isla, ya sea en concurridas discotecas con los más reconocidos DJ’s o discretos pubs con exóticos tragos que debes atreverte a probar, las fiestas a la orilla también son una opción que merece la pena experimentar porque te deleitaras con los tonos violáceos que te brindaran la vista del alba reflejado en las quietas aguas marinas que bordean la costa.

Para pasar quince días de viaje en Bali ya debiste haber visitado todos los lugares turísticos cerca de del centro por eso, debes tomar un taxi y salir de la ciudad, no importa la dirección, sólo sal; sal un poquito, aléjate de las playas más populares, de la zona más turística…. y una vez que hayas salido es cuándo comenzará la verdadera Bali: sus campos de arroz, sus templos, sus ofrendas a los dioses, sus hotelitos maravillosos, sus playas solitarias de arena negra. Pero sobre todo lo que te maravillará serán su gente: serenas, felices, agradables, amables, te harán sentirte en el paraíso y querrás volver.