Golden Valley Waterfall

Golden Valley Waterfall

La cascada Golden Valley Waterfall está ubicada en la localidad de Munduk, Buleleng como a 70 km, más o menos 2 horas de Denpasar capital de la Isla de Bali.

Munduk está ubicado en la zona norte montañosa de Bali y no tiene gran afluencia de turistas, por lo que tiene un ambiente rural encantador, es ideal para los amantes de la naturaleza y de las excursiones.

Golden Valley Waterfall en Munduk Bali

Para llegar a Golden Valley hay que procurarse un mapa o preguntarles a los locales, pensamos que siempre es bueno contratar un guía.

Si nos trasladamos en carro o moto ayudándonos con el GPS, encontramos un cruce que tiene una señal pequeñita que dice Waterfall seguimos por ahí, hasta que llegamos a unos pequeños estacionamientos donde hay que dejar el vehículo. Si aún no lo hemos hecho, allí mismo podemos contratar un guía.

La caminata es muy agradable entre la vegetación tropical y observando a lo lejos bellos arrozales y plantaciones de café y nuez moscada, así llegamos a un cruce que nos indica hacia donde ir para llegar a Golden Valley Waterfall, seguimos bajando por un trayecto corto pero a veces bastante empinado, hasta llegar al valle propiamente dicho. Hay una señal indicándonos un Eco Café y la Cascada.

Golden Valley Waterfall

El clima es menos caliente que en los otros sectores de la Isla, ya que Munduk se encuentra aproximadamente a 1.000 mts sobre el nivel del mar, pero es bastante húmedo. En esta localidad se encuentran varias hermosas cascadas interesantes para el visitante, entre ellas se encuentra Golden Valley Waterfall.

Es hermosísima, tiene una caída de agua de alrededor de 15m de alto que termina en una laguna de aguas bastante frías, donde podemos bañarnos para quitarnos el sudor de la caminata y está enclavada entre 2 colinas llenas de vegetación, con flores y árboles de las plantaciones cercanas, cacao, café, nuez moscada, clavo de olor, etc.

La cascada se encuentra en terreno privado

Su dueño se las ha ingeniado para sembrar estratégicamente flores y plantas que embellecen toda el área. Luego nos detenemos en el Eco Café, que tiene un ambiente muy acogedor y donde sirven deliciosos jugos, comida, té y un exquisito café cultivado allí mismo. Desde allí observamos la bella cascada mientras reparamos nuestras fuerzas.

El ambiente es muy tranquilo, lo que nos permite relajarnos y ponernos en contacto con la naturaleza.