f
s
f

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipis cing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis theme natoque

Follow Me
TOP
s

Munduk Waterfall

Munduk es una localidad que queda en Bulelengal, norte de Bali, en las Montañas Centrales, aproximadamente a 850 metros sobre el nivel del mar y tiene un paisaje montañoso de exuberante vegetación tropical, donde se observan bellos arrozales y plantaciones, con un clima tropical de montaña, menos caluroso que el de las zonas playeras de Bali. Entre los lugares que vale la pena visitar de Munduk están las Cascadas de Munduk o Munduk Waterfall.

¿Qué podemos ver en Munduk Waterfall Bali?

Munduk Waterfall es la más conocida de las 3 cascadas que hay en la localidad y por eso lleva su nombre.

Estando en el pueblito de Muduk podemos ir caminando por la carretera principal, para lo cual necesitaremos la ayuda de un GPS o mapa, pues no hay señalización, o preguntar a las personas de la localidad, eso sí, debemos tener rudimentos de Balines, pues por allí casi nadie habla inglés, luego se hace un descenso por un sendero de fácil tránsito de unos 15 a 20 minutos.

Otras formas de transporte a Munduk Waterfall Bali

Otra forma es con carro o moto, también hay que estar muy atentos con el mapa o GPS para doblar en una esquina que nos lleva a 2 pequeños estacionamientos con la señalización de las Cataratas, cobran una tarifa bien módica y podemos contratar un guía si queremos, hay que dejar el vehículo, pues el camino sólo puede hacerse a pie.

Es un paseo ideal para los senderistas, pero también para los que no lo son, pero que aman la naturaleza, pues el trayecto no es difícil, como ha sido muy visitado, muchas partes tienen las rutas ya trazadas.

Es un camino no tan largo y sombreado

El cual se va siguiendo el curso del río hasta llegar a la Cascada. A medida que se va caminando se aprecian bellas plantaciones de clavo, nuez moscada y café, cuyos aromas nos llegan con el viento. Se recomienda hacer este paseo en la estación seca y llevar zapatos adecuados, aunque muchos lo hacen con sandalias.

Casi llegando hay un café ecológico muy agradable y con precios módicos. A medida que nos acercamos podemos oír el tronar de las aguas y aún antes de llegar sentimos el rocío de las aguas que caen.

Al llegar, la vista es espectacular, no está permitido bañarse, porque las aguas son muy poco profundas, pero podemos mojarnos los pies en sus gélidas aguas, disfrutar de la naturaleza en el imponente paisaje, relajarnos y tomarnos bastantes fotos.

You don't have permission to register