Ubud

UBUD

La mayoría de los turistas que visitan islas van por lo general atraídos por las hermosas playas, a conocer las costas del Índico y gozar sus atardeceres, sin embargo Ubud es una excepción millones de turistas viajan a Bali a descubrir las bellezas naturales, históricas y culturales de esta ciudad. Ubud está en el interior y sólo dos o tres días bastarán para que conozcas sus cascadas, templos y lugares emblemáticos.

Ubud está situado entre montañas en el centro de la isla de Bali. En los años 30 se empezaron a instalar artistas europeos y su fama como destino turístico comenzó a imponerse. Desde entonces el pueblo es centro de inspiración de pintores y escultores, tanto locales como extranjeros, y hay una galería de arte prácticamente en cada esquina lista para mostrar l mejor del arte ingenuo y post moderno nativo e internacional.

Ubud también atrae a multitud de turistas por sus bailes y su música, su clima, cálido pero no en exceso y sus impresionantes arrozales.

Ubud en Bali

El aeropuerto internacional ubicado en la capital de Bali abrió a Ubud como una de las localidades más famosas de la isla, olvidando las alborotadas fiestas playeras de la costa. Ubud es la ciudad del interior más famosa de Bali, conocida como la ciudad de los artistas y artesanos de Bali es lugar de paz y calma, lejos del caos, desde su calle principalJalan Raya Ubudvan surgiendo edificios con restaurantes, bares, hoteles y tiendas de artesanías entre taxis aparcados y motos circulando por doquier, definitivamente Ubud es el lugar perfecto para descubrir el interior de Bali, su volcánmonte Agungy los campos de arroz y café del centro de la isla.

¿Qué ver y qué hacer en Ubud?

Debido a su calmada cotidianidad uno de los atractivos de Ubud es caminar por sus calles, Jalan Raya, Jalan Goutama, Jalan Dewi Sita todas llenas de preciosos templos muy pequeños, bonitos restaurantes, tiendas de artesanía, cafeterías con mucho encanto. Te sugiero caminatas largas, lentas, con mucha hidratación y sesiones de descanso a la sombra.

El mercado de Ubud es otro de los lugares para visitar; ubicado en el centro de la ciudad te recomiendo visitarlo en las mañanas para apreciar todos los comercios abiertos con su mercancía variada. Si tienes que comprar regalos, recuerdos o simplemente te quieres comprar ropa para ti, este es el lugar adecuado. Allí encontrarás literalmente de todo y a muy buen precio. Parte de las costumbres asiáticas es el “regateo”, es decir el pedir a cada comerciante que baje los precios originales, ellos están acostumbrados y siempre tienen pensado el precio mínimo de cada pieza, disfruta de esta costumbre y quedarás sorprendido de lo mucho que te puedes ahorrar.

En cuanto a los templos, Ubud cuenta con dos muy significativos el de Pura Dalem Puri y el de Pura Taman Saraswati, ambos templos ubicados en la calle principal Jalan Raya con entrada gratuita y un sin fin de guías esperando para deleitarte con historias reales y mitológicas.

Otro de los lugares para ver en Ubud son los campos de arroz de Campuhan, al oeste de Ubud los verás con sus pero también son bonitos de ver con sus hermosos paisajes naturales y sus escenas cotidianas de cultivo. Para llegar a estos arrozales tienes que caminar toda la calle Jalan Raya dirección oeste hasta llegar a un puente, desde allí se inicia la entrada al camino de los arrozales.

El puente de los arrozales es también la vía para acceder al barrio Penestanen donde está el “Museo Antonio Blanco” y el Clear Café con un mirador para obtener buenas fotos del templo Pura Gunung Lebah.

Todo el que visita Ubud debe hacer una pequeña parada el llamado bosque de los monos, un espacio silvestre donde diversas especies de primates juegan con los visitantes y viven libremente.

Para tu descanso y relajación en Ubud encontrarás un sin fin de lugares donde disfrutar de buenos masajes y tratamientos a buen precio.

Si alquilas una moto podrás visitar varios destinos un mismo día puedes acercarte a ver el templo Ulun Danu y despúes seguir hacia las cascadas de Gitgit, buen lugar para refrescarse y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Mejores tours y excursiones en Ubud

Ubud, el corazón cultural de Bali, su situación rodeada de verde con arrozales y palmeras de coco, gusta porque su gente está más arraigada a las tradiciones que en otros lugares de la isla y gusta por sus artistas y trabajos artesanales. Es un destino que ha ido creciendo a pasos agigantados, por eso casi todos los tours o excursiones a Ubud incluyen sus cercanías como Campuhan, Penestatan, Peliatan o Batuan.

Un día por Ubud debe contar con la visita a templos para conocer rituales y tradiciones, el típico recorrido por arrozales y lugares paradisiacos, la degustación gastronómica y no se puede olvidar el arte y la cultura bali. El transporte puede ser coche o en moto siempre tomando en cuenta el clima, sol o lluvia, y los lugares que vas a visitar, montañas empinadas, pantanosos arrozales, o templos de intrincada entrada.

Una de las excursiones que te recomiendo disfruta es el paseo a las Cataratas de Tegenungan, también conocidas como Blangsinga. La visita es recomendable hacerla a primera hora de la mañana antes de que arribe la gran cantidad de visitantes que diariamente transitan por sus aguas.

El agua es un elemento fundamental en la cultura indonesia, todas las culturas y todas las religiones, se considera principio vital generador y constitutivo de todas las cosas “la madre de todos los seres”. En la cultura oriental el agua es considerada materia prima:” todo es agua”, dicen los textos hindúes.

En la tradición hindú de Bali el Agua es uno de los elementos más importantes en los rituales. Los cuatro elementos, la Tierra, el Agua, el Fuego, el Aire y el Cielo rigen la vida de los balineses. El agua se usa para la purificación siendo la parte más importante de todas las ceremonias religiosas. Hacia el norte de Ubud, está Sebatu (Genah Melukat sebatu) donde te encontrarás seguramente con varias personas llevando a cabo el ritual del Melukat que no es más que una limpieza simbólica del cuerpo y el alma usada para prevenir la desgracia y la mala suerte, enfermedades o malos momentos cotidianos. En el lugar encontrarás guías que en tu idioma natal te explicarán el ritual y te invitarán a participar en él.

El arroz en Bali no solo es cuestión de alimentación, según la leyenda, los balineses contaban sólo con el jugo de la caña de azúcar como alimento y después de una lucha entre dioses la Madre Tierra fecundó y dió a luz arroz. Entonces el arroz se piensa producto de la unión cósmica de las divinas fuerzas creadoras masculinas y femeninas representadas en la tierra y el agua, es fuente principal de vida y un don de los dioses. Debido a que es su principal alimento el hombre construye su cuerpo y alma partir de él, esta es la razón para que en torno a este producto los balineses hayan creado una serie de rituales y cultos, para que el arroz crezca grande y fuerte, o para que el agua no falte, o para evitar la contaminación de la tierra y la pérdida de semillas. Desde el tiempo de siembra hasta la cosecha, el crecimiento del arroz es observado con tanta ansiedad como la vida de un niño.

Por todo esto las excursiones en Ubud incluyen la visita a los arrozales como largas conversas con los nativos que cuentan con emoción sus ceremonias de siembra espera y cosecha, y al final del paseo terminarás sentado en un sencillo comedor con vista a los arrozales degustando un Nasi Campur un plato típico de Indonesia.